En este momento estás viendo Mobiliario de color

Mobiliario de color

Mobiliario de color para cocinas con mucho encanto

Si hablamos de color la imagen que nos proyecta nuestro cerebro en primera instancia son tonos básicos y llamativos. Sin embargo, en este especial «Mobiliario de color» vamos a ampliarte esa visión con tonos que no habrías imaginado para tu cocina y que te van a cautivar. Descubre una gama de tonos para puertas de cocina que pueden tener el aire que tú quieras: bohemio, romántico, vanguardista, cálido, neoclásico…

Comencemos con una introducción audiovisual de nuestro canal de YouTube:

Estética, luz y color

El color nos da vida, nos inspira y estimula para ser más creativos. ¿Qué tal una buena dosis de color para disfrutar más en la cocina? Y no sólo elaborando platos ingeniosos, sino sacando provecho a cada rincón.

Disponemos de una amplia gama de tonalidades para el mobiliario de tu cocina. Nuestro fabricante alemán de mobiliario de cocina Nolte, nos ofrece una carta de 19 colores para sus frentes. Si eres de los que no se atreven a salir del blanco, también te animamos a continuar leyendo, verás como se multiplican las opciones combinando o introduciendo algún elemento en color.

Mobiliario de color para tu cocina
Colores Cocinas Nolte

El concepto de color en Nolte, en su amplío abanico, presenta opciones estéticas muy actuales y novedosas. Todas brindan un sinfín de posibilidades para la personalización no sólo en puertas, sino también en cantos, zócalos, paneles laterales y hornacinas. Además, la gama de tonalidades combinan muy bien con otros materiales de de nuestro mobiliario: cemento, metal, madera…

El color aporta sabor estético, tanto en las puertas lisas como en las enmarcadas del modelo Windsor, por ejemplo. Y también favorece el juego del contraste de luces en los espacios. Podemos elegir ciertos tonos para dar más luminosidad a zonas oscuras, como grises claros o amarillos.

Y cómo no, también podemos generar espacios más sobrios y elegantes.

Antes de decidirnos por algún color, debemos plantearnos varias cuestiones. Continuemos con las recomendaciones de nuestros interioristas.

¿Cómo elegir el color para nuestro mobiliario de cocina?

El tono predominante que elijamos para una estancia definirá, sin duda, el ambiente de su interior. Antes de elegir, debemos tener en cuenta:

  • Los metros disponibles y la luz natural. Si la cocina es pequeña y nos queremos atrever con colores oscuros, debemos favorecer la luz. Para ello podemos introducir encimeras claras o sistemas de iluminación bien planificados en distintos puntos, en la gola, bajo la superficie, en interiores de vitrinas…
  • La estructura. Si tenemos una cocina abierta debemos trabajar un diseño en conjunto con la sala contigua. Bien sea el comedor, bien sea el salón, tenemos la opción de introducir algún auxiliar o elemento del mismo color que escojamos para nuestra cocina. De este modo el diseño fluirá en toda la casa. Lo mejor sin duda, es adelantarnos con la imagen fotorrealista 3D donde podamos ver el efecto en toda la estancia global.
  • Los revestimientos y resto de equipamiento. Si se trata de una reforma integral que planifiquemos a tu medida, tendremos todo el interiorismo en cuenta. Pero si debemos adaptarnos a lo que hay, debemos ver opciones que combinen o generen un contraste agradable. En este último caso, siempre podremos hacer algunos cambios que no precisen de obra para conseguir el efecto deseado. En cuanto a electrodomésticos, la variedad en el mercado es muy amplia. También con ellos podemos aportar color a la cocina, incluso basándonos en modelos de cristal negro, blancos o inoxidables.
  • Y por supuesto, tu estilo y preferencias. Si optas por colores fríos, puedes generar calma en tu cocina. Si te atraen los cálidos, debes saber que crean efecto animador. Para crear un contraste emocionante, te animamos a combinar colores dispares. Y para conseguir armonía, nada mejor que que combinar dos tonos de la misma gama.

Veamos ahora una combinación que siempre resulta ganadora: diseñar con dos colores.

Estilo Bicolor

A excepción de los que buscan la pureza en el diseño apostando por un solo color para todo, como vemos en muchas cocinas blancas, usar dos tonos es muy habitual. La clave está en elegir un color de base y después otro más llamativo para resaltar ese contraste. Esta opción nos permite además separar visualmente distintas zonas en la cocina. En este sentido, podemos aplicar el color más intenso para algunos elementos o sólo en la zona de descanso o de cocinado.

Una buena apuesta de los diseñadores consiste en conjugar el tono de revestimientos, encimeras, fregaderos y accesorios, introduciendo otro material como por ejemplo el cristal ahumado, la madera, el metal o la piedra.

Mobiliario de color a tu medida

En el fascinante mundo del color, la última palabra la tienes tú. En nuestro Estudio te vamos a asesorar, mostrar opciones y soluciones innovadoras para que después tu instinto te guíe en la decisión más acertada. ¿De qué color o colores es la cocina de tu vida? Cuéntanoslo.

Deja una respuesta

uno × 2 =